Solamente un porcentaje muy bajo de la población mexicana cuenta con un seguro de vida. Existen diversos factores que abonan a esta situación, como la desconfianza en las aseguradoras tradicionales, la falta de cultura financiera, el desconocimiento de estos productos financieros y el costo de los mismos. Una creencia popular es que estos son muy caros e inaccesibles.    

En una aseguradora tradicional en México, un seguro de vida para una persona no fumadora de entre 30 y 40 años alcanza precios de entre 15 mil y 30 mil pesos anuales, lo que se puede traducir en pagos de entre mil 250 y 2 mil 500 pesos mensuales. En los últimos años, las empresas de seguros digitales han irrumpido con fuerza para ofrecer un abanico más amplio de productos y rangos de precios.

“Los seguros son cada vez más accesibles y personalizables acorde a las necesidades y posibilidades financieras de los usuarios. Poco a poco ha cambiado el panorama de estos servicios para ofrecer la posibilidad de tener un seguro de vida sin importar el estatus económico de una familia. Existen alternativas prácticamente al alcance de cualquier bolsillo”, afirma Sebastián Villarreal, CEO   de Super.mx, plataforma que facilita la cotización y contratación de seguros completamente en línea.

En la industria de los seguros de vida digitales existen coberturas de entre 500 mil y un millón de pesos que pueden ser contratados hasta por 150 pesos mensuales.

¿De qué depende el costo de un seguro? 

Para efectos prácticos, 8 de cada 10 mexicanos no cuentan con algún seguro de vida. Los precios altos y pocos accesibles para el promedio mexicano, además de la mala fama que tiene la industria aseguradora tradicional, son obstáculos que inhiben la contratación de este tipo de productos. ¿Pero realmente un seguro de vida es tan caro como se cree?   

Esto depende de varios factores. El costo de un seguro de vida está ligado directamente con aspectos como el criterio de la aseguradora, la contratación de coberturas adicionales, la edad del asegurado, si practica actividades o tiene una profesión de alto riesgo, si tiene o ha tenido alguna enfermedad grave o si tiene adicciones como tabaquismo o alcoholismo.

Con base en los elementos anteriormente señalados se determina el costo de una póliza. Los seguros digitales han entrado al mercado para democratizar el acceso a este tipo de productos y brindar seguros a la medida de las posibilidades económicas de sus usuarios. 

“Normalmente se cree que un seguro de vida es un instrumento financiero poco accesible en términos de precios. Todo depende de las necesidades específicas del usuario y de lo que busque cubrir cubrir. Una póliza se puede pagar reduciendo, por ejemplo, los gastos hormiga y redirigiendo estos fondos hacia este producto”, explica el CEO de Super.mx.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda, en México la penetración de los seguros de vida es del 1.1% del PIB nacional en términos de productos privados y de 3.5% considerando al IMSS e ISSSTE. Estas cifras contrastan con el promedio de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en los que se alcanza el 9.3%,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Termina el Festival Querétaro Experimental; municipio prepara ya la segunda edición

El Presidente Municipal de Querétaro, Luis Nava, en compañía de su esposa…

Sergio Pérez es el “Rey de Mónaco”

La bandera mexicana estuvo en todo lo alto en el podio de…

Visita Gobernador de Querétaro oficinas de Microsoft México para conocer avances de la construcción del Centro de Datos en la entidad

El gobernador, Mauricio Kuri González, visitó las oficinas centrales de Microsoft en…